Blog

Alquibarsa y el Lean Manufaturing (Parte 2)

Continuación del artículo anterior sobre LEAN en Alquibarsa. LINK Artículo Previo.

CASO DE ÉXITO 3: ALMACEN DE PEQUEÑOS CONSUMIBLES

La fabricación de módulos prefabricados implica una gran cantidad de materias primas de gran volumen de almacenaje, pero también una cantidad ingente de pequeños consumibles que van desde tornillería básica hasta siliconas de tipologías muy variadas.

Cuando se afronta un nuevo montaje, puede parecer que el coste de estos consumibles es irrisorio en comparación con los elementos de gran volumen. Sin embargo, si su uso no se optimiza, puede resultar sorprendente el peso que pueden llegar a tener en el desglose económico de materiales.

Por ello, se diseñó y automatizó un almacén específico para estos consumibles, el cual ha resultado de un valor diferencial. Ahora, en vez de llevar una caja completa de tornillería a cada montaje, por ejemplo, se lleva una caja de ordenación, dónde, con el resto de consumibles, podrás encontrar la cantidad de tornillería precisada, con un pequeño margen extra, que se suma por propia practicidad.

¿Qué herramientas de la metodología Lean se aplicaron en este caso?

1. Automatización del almacén (Principio LEAN: Sistema de Pull): Implementando un sistema de pull a través de la automatización, el almacén dispensa únicamente los consumibles necesarios para cada montaje específico. Este método previene el exceso de inventario y reduce el desperdicio, garantizando la entrega de materiales en directa respuesta a las necesidades reales de producción.

2. Cajas de ordenación (Principio LEAN: Kanban): Las cajas de ordenación funcionan como un sistema Kanban físico, conteniendo exactamente la cantidad requerida de consumibles, más un pequeño margen adicional. Este enfoque visualiza la demanda y facilita una reposición eficaz de los materiales, optimizando la gestión de inventario y adaptándose dinámicamente a las necesidades de producción.

3. Entrega justo a tiempo (Principio LEAN: Justo a Tiempo – JIT): La práctica de suministrar consumibles justo en el momento necesario minimiza los retrasos y la acumulación innecesaria de materiales. Este enfoque JIT mejora la operativa de la producción al reducir la necesidad de grandes espacios de almacenamiento y los costos asociados, haciendo el proceso más eficiente y económico.

4. Mejora continua del suministro (Principio LEAN: Kaizen): La optimización constante del proceso de suministro de consumibles, desde la automatización del almacén hasta la precisión en las cantidades entregadas, ejemplifica el principio de Kaizen. Buscando mejoras continuas, este enfoque incrementa la eficiencia, reduce el desperdicio y perfecciona el uso de recursos en el ciclo de producción.

CASO DE ÉXITO 4: CRM (CUSTOMER RELATIONSHIP MANAGEMENT)

En muchas ocasiones, tendemos a pensar de forma equívoca que para aplicar Lean Manufacturing tenemos que poner el foco únicamente en los elementos propios de la fábrica física. Pero fabricar un producto sólo tiene sentido si de verdad cubre una necesidad específica de un cliente, por lo que la clave primera, reside en captar con el máximo rigor los requisitos de cada cliente.

Y como en Alquibarsa este principio lo tenemos claro, implementamos un nuevo y potente CRM, que nos permite que nuestro departamento técnico tenga la mejor información posible para hacer sus diseños 100% personalizados. Así, hemos conseguir mitigar (que nunca eliminar al 100%) el número de retrabajos que se hacen sobre módulos teóricamente ya terminados.

Un claro ejemplo que demuestra como la implementación de una herramienta de tipología comercial, en este caso, ha contribuido a llevar a cabo una construcción en fábrica mucho más optimizada, a nivel tiempos y costes.

¿Qué herramientas de la metodología Lean se aplicaron en este caso?

1. Implementación de CRM (Principio LEAN: Captura de los Requisitos del Cliente): Al implementar un sistema CRM potente, Alquibarsa asegura una comprensión profunda de los requisitos específicos de cada cliente. Este enfoque se alinea con el principio LEAN de capturar con precisión las necesidades reales del cliente, permitiendo que los diseños de los productos sean 100% personalizados y reduciendo significativamente la necesidad de retrabajos en módulos ya completados.

2. Diseños personalizados (Principio LEAN: Personalización en Masa): El uso del CRM para obtener información detallada sobre las necesidades del cliente facilita la creación de diseños totalmente personalizados. Este método refleja el principio LEAN de personalización en masa, donde la producción se adapta para satisfacer las demandas individuales sin incurrir en costes excesivos o complejidades operativas.

3. Reducción de retrabajos (Principio LEAN: Jidoka): Al minimizar los retrabajos en módulos teóricamente completados gracias a la precisión en los diseños personalizados, se aplica el principio de Jidoka. Este principio LEAN permite identificar y resolver problemas de calidad desde el inicio, asegurando que los productos satisfacen las expectativas del cliente desde la entrega inicial.

4. Optimización de la producción (Principio LEAN: Flujo de Valor): La implementación de un CRM para mejorar la precisión en la captura de requisitos del cliente contribuye a una construcción en fábrica mucho más optimizada. Este enfoque mejora el flujo de valor en la producción, al eliminar pasos innecesarios y retrabajos, y enfocarse directamente en actividades que agregan valor desde la perspectiva del cliente.

SÚMATE A LA REVOLUCIÓN LEAN MANUFACTURING

Para terminar, esperamos que estas buenas prácticas desarrolladas en Alquibarsa puedan servir de inspiración para implementar esta metodología también en su negocio. El fin: identificar y eliminar, en la medida de lo posible, lo que son los 8 desperdicios que el Lean identifica como tal:

Le garantizamos que no se arrepentirá porque es, de verdad, una apuesta segura por la optimización y la mejora continua en la producción.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Contacta con Alquibarsa
¡Hola!
Podemos ayudarte en algo