Blog

El nuevo paradigma de la economía verde inclusiva

La economía verde inclusiva representa un nuevo paradigma emergente en el desarrollo sostenible que busca equilibrar la ecología con la equidad económica y social. Este enfoque no solo se enfoca en la protección del medio ambiente y la utilización eficiente de los recursos, sino que también pone un énfasis especial en la inclusión social, la generación de empleo verde y la reducción de la desigualdad.

Luego, por decirlo así, se podría decir que es el siguiente paso lógico en las políticas de sostenibilidad ya establecidas. Un nuevo escenario que serviría de baremo para saber qué empresas son sostenibles únicamente de cara a sus comunicaciones (greenwashing) y cuales lo son por pleno convencimiento (cultura y ética empresarial).

LOS 3 FACTORES QUE DEFINEN LA ECONOMÍA VERDE INCLLUSIVA

1. Desarrollo sostenible: La economía verde inclusiva es un componente esencial del desarrollo sostenible, que busca satisfacer las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las suyas.

2. Transición ecológica: Refiere al proceso de transformar el modelo económico actual, basado en el alto consumo de carbono, hacia uno que sea respetuoso con el medio ambiente, minimizando el impacto ambiental y maximizando la eficiencia en el uso de recursos.

3. Inclusión social: Es fundamental dentro de la economía verde, ya que busca que todos los sectores de la sociedad se beneficien de los empleos y oportunidades generadas, especialmente los más vulnerables y marginados.

BENEFICIOS DE LA ECONOMÍA VERDE INCLUSIVA

1. Mejora de la calidad ambiental: La adopción de prácticas sostenibles y tecnologías limpias lleva a una reducción significativa de la contaminación y a la conservación de los ecosistemas.

2. Fomento del empleo verde: La transición hacia una economía verde crea nuevos empleos en sectores como las energías renovables, la eficiencia energética, la gestión sostenible de los recursos naturales y la agricultura orgánica.

3. Reducción de la pobreza y la desigualdad: Al centrarse en la inclusión social, la economía verde inclusiva promueve la distribución equitativa de los beneficios del crecimiento económico, ayudando a reducir la pobreza y la desigualdad.

4. Resiliencia ante el cambio climático: La economía verde fortalece la capacidad de las comunidades para adaptarse al cambio climático, mitigando sus impactos y reduciendo la vulnerabilidad de los sistemas socioeconómicos y ecológicos.

ESTRATEGIAS PARA IMPLEMENTAR POLÍTICAS DE ECONOMÍA VERDE INCLUSIVA

1. Políticas públicas y legislación: El establecimiento de marcos legales y políticas públicas que fomenten la inversión en tecnologías verdes y prácticas sostenibles es crucial para la transición hacia una economía verde.

2. Incentivos para empresas sostenibles: Proporcionar incentivos financieros y fiscales para empresas que adopten modelos de negocio verdes y sostenibles puede acelerar la transición ecológica.

3. Educación y capacitación: Invertir en educación y capacitación en habilidades verdes es esencial para preparar a la fuerza laboral para los empleos del futuro y para fomentar una cultura de sostenibilidad.

4. Participación comunitaria y diálogo social: Fomentar la participación de todas las partes interesadas, incluidas las comunidades locales, en el diseño e implementación de estrategias de economía verde asegura su aceptación y efectividad.

LAS 5 PREGUNTAS CLAVE A LA HORA DE AFRONTAR EL RETO DE LA ECONOMÍA VERDE INCLUSIVA

1. ¿Puede la economía verde ser realmente inclusiva? Sí, mediante la implementación de políticas que aseguren la distribución equitativa de los beneficios económicos y ambientales, y que promuevan la participación activa de todos los sectores de la sociedad.

2. ¿Qué sectores se consideran prioritarios en la economía verde inclusiva? Los sectores prioritarios suelen incluir energías renovables, eficiencia energética, gestión sostenible de residuos y agua, agricultura sostenible, transporte verde y construcción sostenible. Estos sectores no solo contribuyen a un medio ambiente más limpio, sino que también ofrecen amplias oportunidades para el empleo y la innovación.

3. ¿Qué desafíos enfrenta la implementación de una economía verde inclusiva? Los desafíos incluyen la necesidad de inversión significativa, la resistencia al cambio por parte de sectores económicos establecidos, la falta de conciencia y educación sobre sostenibilidad, y la necesidad de políticas públicas sólidas que apoyen la transición verde. Además, es crucial garantizar que la transición sea justa e inclusiva para todos los sectores de la sociedad.

4. ¿Qué son los empleos verdes? Son aquellos empleos que contribuyen a conservar o restaurar la calidad ambiental y que, al mismo tiempo, cumplen con criterios de trabajo decente, como la igualdad de oportunidades, salarios justos y condiciones de trabajo seguras.

5. ¿Cómo puede la economía verde inclusiva abordar la desigualdad social? Mediante la creación de oportunidades de empleo en sectores verdes para poblaciones marginadas, la promoción de políticas laborales equitativas y el acceso a servicios básicos como agua limpia y energía renovable, la economía verde inclusiva puede reducir la desigualdad social y económica, mejorando al mismo tiempo la calidad de vida.

LA ECONOMÍA VERDE INCLUSIVA EN ALQUIBARSA

Alquibarsa aplica políticas de economía verde inclusiva mucho antes incluso de que el término comenzara a acuñarse. Porque la sostenibilidad de los módulos prefabricados de Alquibarsa va mucho más allá de sus cualidades intrínsecas asociadas a la construcción modular.

Con nuestros módulos, conseguimos espacios camaleónicos que pueden ser desde una oficina a pie de obra, a un colegio dónde se cumplan todos los estándares de calidad del CTE y el RITE. Todo ello, a un precio muy competitivo, en unos tiempos de ejecución inigualables y con unas calidades que asombran al cliente.

Pero es que, además, gracias a la inversión en la estandarización del proceso de fabricación, hemos conseguido que nuestras líneas de fabricación puedan ser totalmente inclusivas, gracias a su adaptación para que incluso personal con necesidades especiales pueda usarlas con plenas garantías de seguridad. Reforzando, por tanto, ese carácter social tan marcado que demanda la economía verde inclusiva.

Porque cuando un cliente y/o proveedor entra en el radar de alianzas Alquibarsa. Lo hace además con el convencimiento de que está colaborando con una empresa cuyos valores van mucho más allá de los que exigen los estándares de la RSC (Responsabilidad Social Corporativa). Hechos, no palabras. Así es la máxima de Alquibarsa en todo lo que emprende.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Contacta con Alquibarsa
¡Hola!
Podemos ayudarte en algo