Blog

La arquitectura activa, la nueva filosofía que se asienta de la mano de la transformación digital

Aún sin haber terminado de interiorizar por completo la verdadera dimensión del concepto de arquitectura pasiva, cuyo auge se sitúa en la década de los 90; tenemos ante nosotros ya el siguiente gran reto: la comprensión y aplicación del nuevo paradigma de la arquitectura activa.

Este nuevo enfoque no es completamente desconocido, ya que muchas de las medidas que lo componen se han venido aplicando desde hace décadas. Sin embargo, su verdadero empoderamiento se ha producido en las últimas fechas, de la mano del término transformación digital, que extiende sus tentáculos hacia todos los sectores, adquiriendo formas y denominaciones muy específicas, como puede ser la de Industria 4.0, por ejemplo.

Y así es como se acuña el término de Arquitectura Activa, que representa una evolución en la forma en que se diseñan, construyen y gestionan edificios. Aprovechando tecnologías y estrategias avanzadas que permiten que los edificios no solo sean espacios funcionales, sino también entidades dinámicas y sostenibles en constante interacción con su entorno y los ocupantes.

Desde la integración de fuentes de energía renovable, hasta la gestión inteligente de recursos, la arquitectura activa se perfila como el camino hacia un futuro más eficiente y respetuoso con el medio ambiente. Desgranemos ahora las principales medidas que podemos adoptar en este sentido, respecto a nuestro edificio o instalación:

1. Domótica y automatización

La domótica es un componente clave de la arquitectura activa. Los sistemas de automatización permiten la gestión inteligente de iluminación, climatización, seguridad y otros aspectos del edificio. Sensores y dispositivos conectados ajustan automáticamente el entorno según las necesidades, optimizando el consumo energético y mejorando la comodidad de los residentes.

2. Implementación de energías renovables para autoconsumo

La instalación de paneles solares fotovoltaicos en techos o fachadas permite la generación de electricidad a partir de la radiación solar. Además, los sistemas de energía eólica, como pequeños aerogeneradores, pueden aprovechar el viento para producir energía limpia. Por último, no deberíamos olvidarnos tampoco de la geotermia y la aerotermia, que aprovechan la energía térmica del suelo o del aire para calefacción y refrigeración. Estas tecnologías reducen la dependencia de combustibles fósiles y disminuyen la huella de carbono del edificio.

3. Captación de aguas pluviales

La captación y gestión de aguas pluviales es una medida para el aprovechamiento del agua de lluvia. Los sistemas de recolección permiten almacenar el agua para su posterior uso en riego, descarga de wcs, o incluso como fuente de agua potable. Esto reduce la demanda de agua de la red municipal y promueve la sostenibilidad hídrica.

4. Reciclaje de aguas grises

El reciclaje de aguas grises implica el tratamiento y reutilización de aguas provenientes de lavamanos, duchas y lavadoras. Estas aguas tratadas se pueden usar para el riego de jardines, sistemas de refrigeración o la descarga de inodoros. Esta medida activa disminuye el consumo de agua potable y reduce la carga en las plantas de tratamiento de aguas residuales.

5. Ventiladores de techo

La incorporación de ventiladores de techo es una opción muy recomendada que permite una distribución eficiente del aire en el interior de los edificios. Estos ventiladores ayudan a mantener un ambiente fresco en verano y a reducir la estratificación de calor en invierno. Esto contribuye a la eficiencia energética y al confort de los ocupantes.

6. Sistemas de recuperación de calor

Los sistemas de recuperación de calor permiten capturar el calor residual generado por sistemas de climatización, como la calefacción, y reutilizarlo para calentar el aire de entrada. Esto reduce la demanda de energía para calentar el aire fresco, mejorando la eficiencia energética del edificio.

7. Control de la Calidad del Aire

La monitorización y gestión de la calidad del aire interior es esencial para asegurar un ambiente saludable. Los sistemas de ventilación controlada por CO2 y sensores de calidad del aire garantizan un suministro constante de aire fresco y la eliminación de contaminantes.

8. Sistemas de iluminación eficiente

La iluminación LED de bajo consumo y sistemas de control inteligente, como sensores de luz y presencia, permiten ajustar la iluminación según las necesidades. Esto no solo reduce el consumo energético, sino que también mejora el confort visual.

9. Sistemas de Gestión de Residuos

La implementación de sistemas de gestión de residuos en los edificios promueve la reducción, reutilización y reciclaje de materiales de construcción, minimizando así la generación de desechos y su impacto ambiental.

10. Sistemas de Riego Eficiente

La implementación de sistemas de riego eficiente, como riego por goteo o sensores de humedad en el suelo, reduce el desperdicio de agua en el mantenimiento de jardines y áreas verdes.

11. Integración de Medios de Transporte Sostenibles

La arquitectura activa también considera la movilidad sostenible, promoviendo el uso de medios de transporte ecológicos y la incorporación de infraestructura para bicicletas y vehículos eléctricos de todo tipo, no sólo coches o motocicletas.

12. Sistemas de Almacenamiento de Energía:

La instalación de sistemas de almacenamiento de energía, como baterías, permite almacenar el exceso de energía generada por fuentes renovables para su uso posterior, mejorando la independencia energética del edificio.

E incluso, podríamos hablar de otras medidas menos reconocidas, pero que igualmente relacionadas con el término de arquitectura pasiva, como pueden ser:

13. Diseño para la Accesibilidad Universal

La arquitectura activa también considera la accesibilidad universal, incorporando elementos que hacen que el edificio sea inclusivo para todas las personas, incluyendo personas con discapacidades.

14. Espacios Flexibles y Versátiles

El diseño de espacios interiores flexibles y versátiles permite una adaptación más eficiente a las necesidades cambiantes de los ocupantes, reduciendo la necesidad de remodelaciones costosas.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Contacta con Alquibarsa
¡Hola!
Podemos ayudarte en algo